Plan de convivencia

La convivencia en una escuela es un elemento indispensable para llevar a cabo la acción educativa en sí misma y su finalidad fundamental para la formación integral de sus alumnos.

La escuela en este sentido pretende educar para la convivencia en una sociedad cada vez más heterogénea y plural, con el objetivo de generar en la misma escuela un clima adecuado de convivencia y tolerancia entre los miembros de la comunidad educativa. Es por eso que se puede considerar que tiene un doble propósito; Por un lado, la creación de un clima adecuado para el desarrollo de la acción educativa y, por otro, el sentido de preparar al estudiante para la vida.

Podemos decir, entonces, que la convivencia, además de un medio de interacción, es un fin en sí mismo y educado para la convivencia es uno de los objetivos fundamentales de la escuela.

 

El proyecto de convivencia es el instrumento que refleja las acciones desarrolladas por el Centro Educativo para formar a todos los alumnos y al resto de la comunidad educativa para la convivencia y la gestión positiva de los conflictos.

El objetivo principal de este proyecto es mejorar el entorno escolar y contribuir al éxito personal, académico, social y laboral de todos los estudiantes y así responder a las necesidades de nuestra escuela. Basado en un proceso de aprendizaje colectivo y una organización que gestiona, articula y da sentido tanto a las acciones como a los procesos.

Por esta razón, las acciones propuestas pueden ser abordadas desde diferentes niveles (valores y actitudes, resolución de conflictos y marco organizativo) y dirigidas al aula, al centro y al medio ambiente.

También reúne los mecanismos que el Centro establece para resolver conflictos y crear un entorno de trabajo y una convivencia seguros y saludables.